Granjas de ballenas

 

Población-Mundial

En el año 2015, el número de habitantes en la Tierra alcanzó el número de 7376 millones y se espera que para el 2050 se encuentre por encima de los 10000 millones de personas. Este crecimiento supone un gran problema, ya que actualmente casi 800 millones de personas pasan hambre en el planeta.

A pesar de estos datos, se estima que vivimos en un mundo capaz de producir 2700 Kcal por día e individuo para 12000 millones de personas.  Entonces, ¿qué ocurre con esos 800 millones de individuos que pasan hambre? La actividad humana no se ajusta a las necesidades de todos. Por ejemplo, para producir una hamburguesa de 200 gr se emplean recursos que darían de comer a 50 personas un plato de cereales.

Esta situación nos obliga al aumento de áreas de cultivo o a incrementar la producción por hectárea; lo que nos lleva a preguntarnos si es posible alimentar a la población sin acudir a la destrucción de los medios forestales. Los expertos aseguran que sí,  pero es patente la necesidad de nuevas tecnologías, trabajar de forma correcta, y desarrollar nuevas y mejoradas variedades y formas de cultivo mediante la investigación. Es decir, desarrollar la biotecnología y con ello los organismos modificados genéticamente.

Otro de los caminos para alimentar a la población futura se trata de  la búsqueda de alternativas a la carne de vacuno, como puede ser la carne de avestruz, pues presenta un aspecto, sabor y textura  similares a la de vacuno, además de tener  menos colesterol y grasas, y  presentar casi las mismas proteínas que las carnes que se consumen habitualmente.

314231-orgOSTRICH

También podemos fijarnos en los grillos, pues se encuentran fácilmente y no son de coste elevado. Incluso son más recomendables para la nutrición humana que muchos otros alimentos que hemos elevado a la categoría de irresistibles.

grillos

El cocodrilo es otra de las alternativas estrellas para la alimentación del futuro.  Las granjas de cocodrilos ya han comenzado a proliferar en Australia y en algunos países asiáticos, y su carne se vende cortada en filetes, costillas o solomillos.

cocodrilo1

También se ha desarrollado estudios relacionados con el consumo de productos derivados del canguro. Su carne es baja en colesterol.

Canguro

Si nos decidimos a abarcar más allá de la explotación terrestre nos encontramos con que la próxima revolución de la cultura alimenticia se producirá en el mar, ya que  sus recursos son enormes.

Han pasado ya 10000 años desde que los seres humanos aprendimos a dominar los recursos de la tierra firme. Pero en los mares aún somos depredadores. Hasta el momento todos los avances en las técnicas pesqueras han estado encaminados a aumentar nuestra capacidad de depredación, y si llegamos a dominar los alimentos marinos como dominamos los terrestres podemos estar seguros de que llegará un día en los que el hambre habrá pasado a la historia.

El escritor de ciencia ficción, Arthur C. Clarke, escribió sobre un  futuro donde las ballenas han sido criadas como fuente alimenticia.

Esta utopía podría hacerse realidad dentro de unos años ya que la carne de ballena es muy sabrosa y al ser un animal mamífero su cría sería mucho menos compleja que la de las especies de la acuicultura actual.

En definitiva, el cambio de hábitos en el consumo de proteínas animales es inminente, depende solo de que nos lancemos a superar los prejuicios culturales que nos impiden consumir estos alimentos y quizá en un futuro no muy lejano las granjas tradicionales habrán sido sustituidas por “granjas de ballenas”.

ballena

 

Anuncios